PANTANO

PANTANO es una instalación concebida específicamente para el Chico, resultado de la colaboración entre Julia Grunberg y Sofía Montenegro. Pantano es una balsa que mece de un lado a otro y de fuera a dentro, las líneas del espacio se desdibujan para llevarte profundo.

En esta exposición, se fusionan el trabajo de Julia con el diseño y la investigación pictórica, y la intervención cinemática de Sofía: capas de pintura, tuberías de pvc manipuladas, sonidos naturales, transparencias, ruidos creados con materiales aquí presentes, combinaciones de luces y reflejos que desplazan a otro paisaje. En estos estratos, hay un dejarse llevar por el material con el que se trabaja con el mero objetivo de perderse en la observación. Ambas artistas pretenden incitar a la imaginación a plantear otras posibilidades de aquella realidad: trasladarte a un pantano.

En su trabajo artístico, Sofía Montenegro se centra en las formas de producir imágenes en la imaginación. Su práctica incorpora diversas metodologías que vinculan lo visual con lo sonoro y performativo para transformar la percepción de lo que se observa; siempre en la búsqueda de un aspecto mágico y ficticio de la realidad.

Por otro lado, Julia Grunberg se interesa por los espacios domésticos. Concretamente, por el significado de paramento como divisor de espacio y sus capacidades matéricas. Su trabajo desafía la perfección de la pared rígida, plana y acabada en pintura blanca mate que determina la experiencia de los espacios interiores y cotidianos, y cómo pueden conducir a un estado meditativo.

Esta es la segunda colaboración de las dos. En el año 2016 se juntaron para crear QUIETO gracias a una beca de Creación INJUVE, una instalación de telones móviles que facilitaban una experiencia múltiple y dinámica del espacio.
















Imágenes: Álvaro Chior.