Un buzo de la Armada, un comerciante de artesanías, el comisario de un museo naval, el propietario de un museo precolombino y unas personas que han vivido a escasos kilómetros del mito de un tesoro. Prácticas que existen simultáneamente en torno al mismo conjunto de objetos. Sus testimonios se superponen en un contexto sumergido entre la ficción y lo real de economías flotantes e invisibles. Entre ellos -por ejemplo- aparece la figura del comerciante que cuenta cómo el cambio de la ley de patrimonio afectó a la posesión de piezas precolombinas y al uso del barro, que conllevó al cambio de profesión del comercio a la artesanía en algunas familias.

En paralelo a los testimonios, el Galeón San José, hundido en 1708 y descubierto en noviembre de 2015 en las islas del Rosario sirve de hilo conductor para entrelazarlos. El barco cargaba con una gran mercancía de metales preciosos y piezas precolombinas desde algunas ex-colonias españolas a España. La narración ahonda en los mecanismos que surgen cuando un tesoro –y en definitiva, un conjunto de piezas– entra en disputa entre culturas y naciones, y el imaginario creado en torno a las mismas. Este vídeo recoge así la narración de varias personas con las que conversé en Colombia donde fui a descubrir más acerca del galeón. 

Se Perdían de Vista indaga en la bruma de materiales atravesados por las políticas del país, en cómo mutan los oficios y las prácticas en torno a texturas permeables, y la persistencia colonial en que la realidad parece estar inmersa.